(2 de mayo de 2018 – Las Piedras) El gobernador Ricardo Rosselló Nevares visitó hoy el Barrio Montones de Las Piedras para presenciar la inspección por el equipo técnico de Tesla de la primera microrred comunitaria de energía renovable en Puerto Rico.

Esta microrred provee electricidad a 12 hogares en el Barrio Montones y está compuesta de paneles fotovoltaicos, baterías, un generador de emergencia, una red soterrada de distribución de electricidad y contadores inteligentes.

“De la catástrofe podemos innovar. Gracias a Tesla por aportar su conocimiento y tecnología para restablecer el servicio de energía eléctrica a esta comunidad que de no ser así seguiría a oscuras tras la devastación que provocó el huracán María”, expresó el primer ejecutivo.

El gobernador informó que el sistema tiene la capacidad de generar 58 kilovatios de energía renovable de dos instalaciones de paneles fotovoltaicos aledañas a las casas durante el día y de almacenar 135 kilovatios-hora para proveerle electricidad a las casas durante la noche.

Se explicó que, si se agota la energía almacenada, hay un generador convencional de emergencia que también le puede suplir la electricidad esencial a los hogares.

Además del sistema de generación y almacenamiento, la microrred cuenta con una red soterrada de distribución eléctrica local y contadores inteligentes que controlan y miden el consumo de cada hogar.

Los expertos de Tesla han enfatizado que la microrred comunitaria es un ejemplo de una nueva manera de reconstruir la red eléctrica de Puerto Rico para que sea más resiliente y costoeficiente.

Destacaron además que reconstruir y mantener la red de distribución eléctrica a lugares extremamente remotos en Puerto Rico conlleva un costo mayor al de instalar microrredes como la del Barrio Montones.

Esto sin contar el beneficio de que la microrred no está sujeta a interrupciones de servicio por averías, no sufriría daños catastróficos durante el próximo huracán y estaría supliendo electricidad casi inmediatamente luego de un desastre natural.

En el Barrio Montones se instaló la microrred como un donativo de Tesla. Sin embargo, la meta es que sirva de ejemplo para que otras comunidades se organicen y puedan instalar ese tipo de tecnología.

Las microrredes pueden ser viables mediante creación de una cooperativa u organización local, similar al modelo utilizado para los pozos de agua en vecindarios remotos sin servicio de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) para dar mantenimiento, operar la microrred y para facturarle el consumo eléctrico a los residentes.

De interconectarse con la red eléctrica principal, la microrred se convertiría en activo, proveyendo energía renovable y servicios ancilares de estabilización del sistema a la red.

El primer ejecutivo agregó que se espera que el modelo de microrredes comunitarias prolifere una vez se apruebe un marco regulatorio que las viabilice como parte de la Reforma Energética que está impulsando su Administración.

La microrred del Barrio Montones se suma a otros proyectos instalados por Tesla luego de la devastación del huracán María en todo Puerto Rico.

En el pasado se anunció que Tesla presentó una propuesta no solicitada de Alianza Público-Privada para instalar sistemas de almacenaje de escala de utilidad para mejorar la resiliencia de la red eléctrica.

Un sistema de almacenaje de escala de utilidad —similar a los instalados por Tesla en Australia, California y Hawái— mejora la estabilidad de la red, que reduce el uso de unidades de generación pico (peaker units) y la necesidad de mantener reservas activas (spinning reserves); y viabiliza la integración de más energía renovable intermitente al sistema.

Esa propuesta no solicitada será evaluada por la Autoridad de Alianzas Público Privadas.