(1 de mayo de 2018 – Morovis) El gobernador Ricardo Rosselló Nevares visitó hoy el Municipio de Morovis, acudió a una feria de salud e inspeccionó los trabajos de reconstrucción como parte de la recuperación luego del huracán María.

El primer ejecutivo —acompañado por el secretario de Salud, Rafael Rodríguez— hizo un recorrido por la clínica del Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC, por sus siglas en inglés).

En la actividad se llevó a cabo una clínica de vacunación, así como servicios de toma de presión arterial e índice de masa corporal. De igual forma, la Comisión para la Prevención del Suicidio ofreció una orientación.

Además, hubo mesas de orientación de la División de Madres y Niños, y de la Clínica de Inmunología.

Más adelante, el primer ejecutivo y el secretario del Departamento de la Vivienda, Fernando Gil Enseñat, inspeccionaron los trabajos de rehabilitación de una residencia que se beneficia del proyecto Tu Hogar Renace.

Este es un programa de asistencia directa a los dueños de residencias afectadas por el huracán María, cuyo propósito es facilitar el proceso de reparación de las estructuras.

Entre los arreglos —que buscan que la propiedad sea segura, funcional y habitable— se realizan reparaciones de techos, paredes y ventanas; remoción de escombros; así como arreglos al servicio eléctrico y de gas natural o propano.

De igual forma, Rosselló Nevares junto al secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Carlos Contreras, visitó la carretera PR 155 km 39.1 de Morovis hacia Orocovis para inspeccionar los trabajos de reconstrucción de este tramo.

Esta carretera fue afectada por un deslizamiento de tierra y rocas lo que representaba un riesgo a la seguridad de los usuarios y a las residencias que se encuentran al pie de la montaña. Asimismo, el deslizamiento ha provocado inundaciones en el área.

En el área se encuentra una cascada que está canalizada por dos tubos que cruzan la PR 155.

Al momento, se destaparon las dos tuberías que cruzan la PR 155 y se dio paso a las escorrentías para evitar las inundaciones. Como parte de los procesos, resta demoler la roca que se encuentra en la entrada de las tuberías.