(27 de abril de 2018 – Washington, DC) En la continuación de sus trabajos en diversas ciudades de los Estados Unidos, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares se reunió hoy en Washington D. C. con altos funcionarios del Gobierno federal y congresistas para dar continuidad a la recuperación de Puerto Rico tras el impacto del huracán María.

El primer mandatario se reunió con el secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD, por sus siglas en inglés), Ben Carson.

Rosselló Nevares comunicó que “queremos aprovechar esta oportunidad para atender el asunto de la vivienda informal en la Isla y así poder ayudar a quienes tienen problemas de título de propiedad para que reciban las ayudas federales necesarias a fin de reconstruir su hogar”.

Carson aprovechó la reunión con el primer ejecutivo para preguntar sobre los apagones que han ocurrido en la Isla durante el restablecimiento del sistema eléctrico.

El gobernador comentó que precisamente estos apagones son la muestra de la debilidad del sistema eléctrico de la Isla y la necesidad de buscar capital privado para invertir y mejorar la red eléctrica.

Rosselló Nevares también agradeció al titular de Vivienda federal por la asignación de $18,500 millones del programa Community Development Block Grant – Disaster Relief (CDBG-DR) para la recuperación de Puerto Rico tras el paso del huracán María, para sufragar la reparación de daños a hogares, negocios y la red eléctrica.

De igual forma, el primer ejecutivo discutió con la subsecretaria de HUD, Pamela Hughes Patenaude, el proceso para comenzar el desembolso de los fondos.

El Gobierno de Puerto Rico presentará un Plan de Acción para el uso de los fondos, así como el envío de informes semanales a HUD.

Patenaude enfatizó en que el Plan para utilizar los fondos es tarea exclusiva del Gobierno de Puerto Rico según las necesidades de la Isla. La función del Gobierno federal será de asesoría.

Más temprano, el gobernador se reunión con el congresista Richard Neal (DMA), miembro de más alto rango (ranking member) del Comité de Medios y

Arbitrios de la Cámara de Representantes federal, quien ha expresado su interés en el proceso de reconstrucción de la red eléctrica en Puerto Rico.

Además, Neal —en cuyo estado habita una alta población puertorriqueña— expresó que en cada crisis hay una oportunidad, por lo que está dispuesto a trabajar con el primer ejecutivo con relación al tema contributivo para lograr soluciones a largo plazo y así ayudar a que la juventud de Puerto Rico permanezca en la Isla.

El congresista y el gobernador coincidieron en que los fondos asignados para la recuperación son una inyección económica pero a corto plazo.

Por su parte, Rosselló Nevares comentó que tras el embate del huracán Puerto Rico es un lienzo en blanco, donde se pueden desarrollar ideas para innovar en la reconstrucción.

Asimismo, explicó que el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés) no ha trabajado con urgencia los trabajos de reconstrucción del sistema eléctrico.

El primer ejecutivo también estableció que entre el Gobierno de Puerto Rico y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) existe una buena relación de trabajo; no obstante, existen muchos procesos burocráticos que son necesarios enmendar para agilizar las ayudas.

Más tarde, el gobernador se reunió con el congresista John Larson (D-CT), líder demócrata del Subcomité del Seguro Social adscrito al Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes federal.

Al igual que el congresista Neal, Larson expresó su interés en la importancia de atender el tema contributivo y el desarrollo económico para la Isla.

El primer mandatario estuvo acompañado en las reuniones por el secretario de la Gobernación, William Villafañe; el director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington D. C. (PRFAA, por sus siglas en inglés), Carlos Mercader; y el subdirector de PRFAA, George Laws.

Se espera que más tarde el primer mandatario y los funcionarios del Gobierno de Puerto Rico sostengan una reunión con el secretario de Energía federal, Rick Perry.