Gobernador envía medida legislativa para atender la emergencia y otra para viabilizar la creación del Nuevo Gobierno

(18 de septiembre de 2017 – La Fortaleza) El gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, en coordinación con los presidentes legislativos, Thomas Rivera Schatz y Carlos “Johnny” Méndez, presentó dos proyectos de ley para crear el Nuevo Gobierno de Puerto Rico y atender la emergencia luego del paso de los huracanes Irma y María.

“En el Plan para Puerto Rico nos comprometimos con crear un gobierno más ágil y eficiente utilizando tecnología y eliminando la duplicidad de servicios para reducir la burocracia. Esta necesidad de reformar el Gobierno se hace más relevante tras la devastación causada por los eventos atmosféricos que vivió la Isla. Debemos tener un Gobierno eficiente y ágil que pueda responder de inmediato a las nuevas necesidades del Pueblo de Puerto Rico mientras se cumple con los retos fiscales heredados. Desde que juramenté he estado trabajando con mi equipo para crear un Nuevo Gobierno. Hoy, con la ayuda de la Asamblea Legislativa, estoy presentando varias medidas para atender la emergencia y hacer los cambios necesarios para tener un aparato gubernamental que responda a las necesidades de los puertorriqueños de ahora y del futuro”, expresó Rosselló Nevares.

En ese sentido, el gobernador presentó ante la Asamblea Legislativa varias medidas para verse de forma expedita para atender la emergencia causada por los dos huracanes y para hacer cambios estructurales que permita al Gobierno brindar los servicios apremiantes de forma eficiente.

La Ley de Nuevo Gobierno propone un nuevo andamiaje para la reorganización gubernamental. La iniciativa, sugerida en concepto por el Presidente del Senado y acogida por el Gobernador y el presidente de la Cámara de Representantes, permite a la Rama Ejecutiva hacer la reorganización del Nuevo Gobierno. Ante la emergencia actual y la crisis fiscal, esta iniciativa permitirá la reorganización de la Rama Ejecutiva para responder a la emergencia y para asegurar la salud fiscal del Gobierno.

La medida ordena al gobernador a evaluar el funcionamiento y organización completa de la Rama Ejecutiva, y le faculta, como jefe de la Rama Ejecutiva, a reorganizar la misma sin despedir empleados públicos ni eliminar servicios a la ciudadanía así como establecer mecanismos para atender situaciones de emergencias como las presente.

En total, 21 estados de Estados Unidos han realizado estas delegaciones al Ejecutivo para consolidar o reorganizar las agencias y corporaciones de la Rama Ejecutiva como California, Florida, Illinois, New Jersey, Alaska, entre otros.

El Plan Fiscal dispone que tenemos que reorganizar el Gobierno para lograr ahorros en Reducción del Tamaño del Gobierno en 10 años que produzca $2,758 millones y en medidas de Nuevo Gobierno debemos ahorrar $1,714 millones en 10 años y solo para esta año fiscal corriente tenemos que alcanzar el ahorro $440 millones que solo lograremos con la reorganización del aparato del Gobierno llevando de 131 entidades a 35 o 40 del Nuevo Gobierno.

Solo en la reorganización de Seguridad (DSP) logramos cerca de $28 millones de ahorros este año y con la de Familia lograremos cerca de $25 millones.

También, el proyecto de Ley crea y reafirma el andamiaje de la Rama Ejecutiva, desde la figura del gobernador, el orden de sucesión en su ausencia y los deberes y facultades generales de los jefes de agencia.  Esta Ley garantiza el empleo de los empleados púbicos e impide que se pongan en riesgo fondos federales.

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz expresó que “en lugar de tener un proyecto de ley para cada componente de la Rama Ejecutiva, sugerí que se hiciera una sola legislación que atendiera de manera uniforme toda la reconstrucción y reconfiguración del Gobierno, mientras se protege el gabinete constitucional y se establecen controles y parámetros claros que permitan la agilidad de integrar esfuerzos y recursos que tienen el mismo objetivo. Entendemos que tenemos que aglutinar recursos para brindar mejores servicios a todos los puertorriqueños. Como hemos dicho en numerosas ocasiones, la comunicación con el señor gobernador es excelente y este proyecto es producto de la apertura de esos canales de comunicación. Ahora, estaremos evaluando la medida y recibiendo el insumo de todos los sectores”.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez indicó que “el compromiso de la Cámara de Representantes siempre ha sido trabajar con celeridad y gran sentido de responsabilidad las medidas legislativas que envía el gobernador.  Esta medida es el producto de extensas discusiones y la estaremos evaluando con apertura y celeridad ante la presente emergencia. El resultado, una pieza legislativa que nos permite como un solo gobierno y un solo equipo, trabajar mano a mano para poder reconstruir a Puerto Rico ante la devastación. Ese es nuestro compromiso y nuestra responsabilidad.”

El gobernador concluyó indicando que “con esta medida sembramos los cimientos para crear el Nuevo Gobierno de Puerto Rico para enfrentar los grandes retos de una crisis fiscal que no creamos pero que resolveremos. Esta medida de avanzada, es otra muestra de la excelente comunicación y colaboración entre la Rama Ejecutiva y la Asamblea Legislativa. Con la misma, tenemos las herramientas para rediseñar el Nuevo Gobierno para atender esta emergencia y cualquier otra a la vez que garantizamos los empleos y derechos adquiridos de nuestros empleados públicos. Agradezco a ambos presidentes legislativos por su compromiso y trabajo en equipo en este esfuerzo.”

La medida, establece la obligación de mantener las agencias constitucionales que son los departamentos de Estado, Justicia, Hacienda, Educación, Trabajo y Recursos Humanos, Transportación y Obras Públicas, Desarrollo Económico, Innovación y Comercio, Salud y Agricultura. Además, excluye de su aplicación a las corporaciones públicas que tiene planes fiscales aprobados, a la Oficina del Panel del Fiscal Independiente, el Contralor de Puerto Rico, la Oficina de Ética Gubernamental, la Oficina del Inspector General, la Oficina del Contralor Electoral, la Comisión Estatal de Elecciones y la Universidad de Puerto Rico que se encuentra elaborando su propio plan fiscal.

Las demás agencias e instrumentalidades estarán sujetas a evaluación y cuando sea meritorio podrán ser insertadas en un Nuevo Gobierno para que los programas no tengan duplicidad y puedan modificarse para atender cualquier emergencia. De igual forma, la medida permite externalizar servicios a entidades sin fines de lucro y municipios, entre otras entidades, cuando ello redunde en eficiencias en la prestación de servicios. Ello, sin el despido de empleados públicos ni la eliminación de servicios y programas a la ciudadanía.

La otra medida presentada va dirigida a atender la emergencia causada por los huracanes y tener herramientas adicionales para cualquier emergencia futura.

La medida para crear la Ley para Atender Emergencias y Desastres en Puerto Rico ante Emergencias dispone el esquema legal para atender situaciones críticas y establecer una gama de acciones ejecutivas y municipales para atender un desastre y ayudar a la ciudadanía.

Esta medida permite tener en una pieza legislativa las facultades que tiene el Gobierno para responder a una emergencia o desastre en el Isla. Esta Ley permitirá al Gobernador dejar sin efecto temporalmente reglamentos y leyes para prepararse, atender y recuperarse de la emergencia.

Esta Ley recogerá las distintas facultades que posee el Gobierno como la regulación de precios en la emergencia de artículos de primera necesidad y establecer toques de queda, entre otros poderes.

Además, la medida dispone:

  1. Aclara que el Departamento de Seguridad Pública puede remover ciudadanos en zonas con riesgos que atentan con su vida;
  2. Permite crea cuerpos de voluntarios
  3. Personal y equipo necesario para atender emergencia:
    1. Permite ordenar el establecimiento de estaciones de combustible para personal de respuesta rápida y emergencia como profesionales de la salud, bomberos, policías, entre otros.
    2. Permitir conceder inmunidades a funcionarios y voluntarios mientras atiendan la emergencia siempre que no haya casos de negligencia crasa.
  • Permitir reciprocidad en licencias y permisos de personal de otras jurisdicciones y de equipo necesario (eg. camiones de agua y combustible).
  1. Permitir personal de seguridad de otras jurisdicciones dar servicios de seguridad con el equipo necesario como armas de fuego.
  1. Establecer grupo de auditores del Departamento de Hacienda para revisar el manejo de las ayudas en agencias y municipios.
  2. Exigir protocolos de emergencia robustos a lugares de manejo de personas vulnerables como hospitales, centros de envejecientes y égidas.
  3. Permitir a empresas de telecomunicaciones y otros servicios esenciales acceder a propiedad privada para restablecer servicios.
  4. Flexibilizar las normas de contratación mientras dure la emergencia.
  5. Permitir la suspensión de pagos de peajes.
  6. Permite al Gobernador, en relación a los empleados públicos:
    1. Suspender convenios colectivos durante la emergencia.
    2. Conceder pagos adicionales para empleados trabajando en la respuesta y recuperación.
  • Conceder hasta 6 meses adicionales a los empleados públicos para el disfrute de sus vacaciones sin perder sus balances.
  1. Reconocer licencias militares a los empleados públicos activados.
  1. Facultar al Secretario de Hacienda a tomar medidas contributivas de emergencia como eliminar o reducir el IVU y quitar penalidades de retiro a IRAs u otros planes de retiro si el dinero se usa para reparar daños sufridos.
  2. Permitir al Gobernador a extender términos establecidos ya sean administrativos, judiciales u otros aplicables a reclamaciones como lo son las de seguros públicos o privados.

El gobernador afirmó que “este proyecto de Ley integra las medidas de emergencia que hemos implementado bajo los poderes que reconoce en el ordenamiento jurídico actual pero añade otras herramientas necesarias para continuar con los esfuerzos de recuperación de Puerto Rico en la actualidad y para atender cualquier emergencia en el futuro. La triste experiencia de haber experimentado 2 huracanes en un mes ha sido una lección para estar más preparado para un evento de emergencia en el futuro”.